9/11/15

Breve

[XI]

Resulta singular que quienes advierten —como si ante las opciones de SÍ o NO de un referéndum estuvieran— de los males que caerían sobre una Catalunya segregada no avisen también de los que caerían sobre España… o de lo quedara de ella. ¿O es que Catalunya como tal no aporta nada a la actual España? Por otra parte parece, por los comentarios que oigo sin poderlo evitar, que el asunto de la secesión fuera sentimental, como el de una separación matrimonial: ¿cómo nos vamos a separar después de tanto tiempo juntos?

No hay comentarios: