26/10/15

Viñeta fallida

No dudo de las buenas intenciones de Forges en su viñeta de hoy en El País, pero ese prototipo que presenta del machista con cara de bestia, mal afeitado y cejijunto es falso. Dudo mucho que el machista actual caiga bajo semejante caricatura. Lo más probable es lo contrario: bien afeitado o con barba recortadita y cuidada, guaperas, probablemente con musculatura machacada en un gimnasio, puede que hasta encorbatado o, lo que sucede muchas veces, según cuenta siempre algún vecino de la mujer víctima a quien le han puesto un micrófono delante refiriéndose al detenido: "era una persona normal". Lo siento, pero en esta ocasión Forges no ha estado fino y, me temo, le ha hecho un flaco favor a la lucha contra la violencia machista.

1 comentario:

manuhermon dijo...

Tienes razón, como en tantas otras ocasiones, llevar al extremo la caricatura del violento, enmascara la realidad, es la gente normal la q hace atrocidades.
En otro orden de cosas, en política, los nazis, los falangistas, el personal de los campos de concentración o de las partidas de limpieza, eran en muchos casos gente normal, padres de familia imposibles de identificar por su aspecto de primera vista.