28/1/10

Titular sucio

El titular principal de hoy en la primera de El País es de antología... de lo que no se debe hacer en periodismo. Dice: "Rajoy suspende un año al vicealcalde de Madrid para calmar a Aguirre". La cursiva —que en realidad sobra: tan burda es la trampa— es mía.
       Como lo de "para calmar a Aguirre" no va entrecomillado en el titular se supone que es una opinión, cosecha propia, del diario. Pero hasta el estudiante más torpe de primer curso de periodismo sabe que no se debe mezclar información con opinión, y mucho menos en un titular, y menos aún si es el titular del día del periódico. Como el responsable del desaguisado no creo que sea ningún estudiante precisamente, la única explicación que me cabe es que se trata de un anzuelo para pescar lectores, al mismo tiempo que jorobar un poco al partido en entredicho. Lo cual, a su vez, es un síntoma del futuro de ventas —¡y consiguiente caída de publicidad!: ahí les duele— que el periódico se teme. (Me imagino al director corriendo por los pasillos de Miguel Yuste y gritando desalado al tiempo que agita un ejemplar: "¡Caemos, caemos!"). Para más inri, el titular debe de formar parte de la edición nacional porque remite la información a las páginas interiores sin que aparezca en el suplemento de 'Madrid'. Cuestión nacional, vaya.
       Yo, cuya compra del periódico la he reducido de diaria a dos días a la semana, me considero un buen lector de periódicos, dicho sea con el debido pitorreo, en el sentido de que leo los titulares, y en estos, también ese hipotético estudiante lo sabe, debe contenerse la información o, al menos, no ser contradictoria con el texto de la noticia. Así es que, con estos criterios, da igual lo que pueda decirse en la letra pequeña, que ni me he leído ni, como decía el otro, pienso volver a leer.
       Y conste, aunque no tengo por qué explicarlo, que me importan un pito los nombrados en el titular, así como los demás periódicos, El País... y hasta, si se me apura, el país.

No hay comentarios: