13/12/11

Contar la grey

Con datos de las encuestas periódicas del CIS me he currado el gráfico que incluyo al final. Los datos disponibles van sólo de febrero de 2005 a octubre de 2010.
       El resultado combinado de las dos gráficas (% de personas que se definen católicas y, de éstas, % que reconoce que nunca o casi nunca asiste a oficios religiosos —misa incluida—, exceptuado, como la propia encuesta del CIS dice, asistencia a bodas, comuniones, bautizos, etc.) me ha sorprendido en tanto que mientras la primera es descendente, es decir que cada vez menos gente se declara católica, la segunda, en cambio, es ascendente, es decir que de los que se declaran católicos cada vez son más los que no asisten a misa.
       Me sorprende porque parece que debería ser al revés: que, disminuyendo el número de católicos, porque se fuera deshaciendo el rebaño por sus flecos más débiles, por sus miembros menos creyentes, los que fueran quedando serían los más convencidos. Pues parece ser que no: que cuanto menos son los católicos más que proporcionalmente faltan a misa. De manera que, llevadas las dos gráficas al límite, con la actual tendencia, se daría el caso chusco de que ninguno de los que se declararan católicos iría a misa. Habría sido interesante saber cuántos, a su vez, de quienes asisten a oficios religiosos practican, por ejemplo, el sacramento de la confesión. Probablemente una minoría bastante ridícula.
       Con lo cual el Vaticano se encuentra con dos problemas: la disminución del número de católicos y la disminución de la práctica religiosa entre los que van quedando. Quizás debería tener en cuenta el Vaticano datos de este tipo a la hora de considerar el número de miembros de su rebaño no vaya a ser que no sean tantos como pretenden. Claro que, a juzgar por lo que parecen intentos de neoevangelización de la católica España, martillo de herejes y etc., no se si con algún otro Santiago Matamoros, a lo mejor ya se han percatado de ello. Tal vez hasta manejen otro dato: cuántos declarantes de la renta colocan la cruz, y nunca mejor dicho, en la casilla de la iglesia.

(Como de costumbre, pinche en la imagen para aumentar).

GRÁFICO PRINCIPAL

Este otro es el mismo anterior, pero añadidas, en negro, las líneas de tendencia.

2 comentarios:

manuhermon dijo...

Me parece un trabajo excelente, creo que ya lo escribí.

Reitero, y además pido, ¿podría utilizarlos en algún momento, citando la fuente claro está?

Dionisio García dijo...

Salvo que haya habido algún fallo es la primera vez que recibo este comentario tuyo. En cualquier caso: puedes utilizar los gráficos cuando te parezca.
Saludos.