16/11/11

¡Los transversales, madre!

El viernes 11 fui, no sé cómo, a parar a un blog, de muy poca substancia por cierto, titulado Alcorcón. Ciudad transversal y me topé con un artículo de Vargas Llosa que había sido publicado el domingo anterior en El País, del que algo he comentado aquí.
(El Nobel aprovechaba su espacio en el diario, creo que cada dos domingos, para hacer saber a sus habituales lectores o a los ocasionales como yo que votará por los transversales, aunque no estoy seguro de que a estos les haya colmado de felicidad, porque un argumento que daba V. L. para tal elección era que el Upd sería el aliado ideal del Pp en caso de que éste se viera en la situación de necesitar aliados para gobernar. ¡Pelín indiscreto don Mario, ¿no?!)
El blog reproducía el artículo sin mencionar la fuente: parecía como si V. L. lo hubiera escrito aposta para el blog en cuestión. Envié un comentario en el que mostraba a los responsables* del blog mi extrañeza, relativa, porque no mencionaran el origen del artículo. Unas tres horas y media después me contestaron dándome la razón, reconociendo el origen del artículo y explicando el fallo por un olvido, aunque tal es la hora en la que no han dejado constancia de dicho origen en la propia reproducción del artículo.
Pero bien, a lo que más me importa. La respuesta ocupaba una línea escasa: trece palabras. En estas trece palabras, el autor de la respuesta cometía cuatro faltas gramaticales, cuatro: faltaban dos acentos, una coma y una mayúscula. Se lo hice ver en otro comentario mío del pasado sábado
Les decía: (La frase entre comillas —" "— es el comentario de ellos que yo les devolví anotado entre corchetes [ ]) «"Tiene usted razón [, o :] se nos olvido [olvidó] mencionar que la fuente era el [El] Pais [País.]". En una frase de trece palabras, cuatro faltas. Si se entera el académico cambia el voto».,
comentario que no ha sido publicado ni, obviamente, ha obtenido respuesta. ¿Así se las gastan los transversales?
¡¡¡Bieeennn...!!! Ya basta de hacerles propaganda de gratis. No soy don Mario, precisamente, ni muchísimo menos, no añado la calidad a un producto que pueda añadir un premio Nobel (sí, porque la calidad del producto no es la misma si lo anuncia un Nobel o un deportista de élite, por ejemplo, que si lo anuncia perico palotes: así funciona la publicidad —y si no que se lo pregunten a los publicitarios—, sea de un jabón, de un coche, de un refresco, de un partido político...), pero si quieren algo que me llamen y... NO hablaremos.
             
* El blog parece de un colectivo. Sin embargo, si pinchas en Blog de Jesús Gamonal, en la página de Upd de Alcorcón, vas a parar al susodicho Alcorcón...

No hay comentarios: