18/9/15

El gobierno del miedo

El gobierno y su partido aprovechan cualquier ocasión para advertir de la ilegalidad de una eventual independencia de Cataluña, de su in-cons-ti-tu-cio-na-li-dad... ¡pufff!, cuesta escribirlo. Al mismo tiempo sugieren que porque es un imposible legal no se va a producir. Pero ¿de cuándo acá el que algo sea ilegal impide que se haga? De ahí que, a la vez, uniéndose al coro del Pp, los partidos de la oposición y los medios de prensa y propaganda, que son casi todos, así como empresarios e intelectuales, nos detallen las calamidades que le sobrevendrían a una Catalunya independiente. No me parece que tratar de meter miedo sea sólo una táctica electoral (reprobable aunque sólo sea desde el punto de vista democrático, una democracia de la que se les llena la boca) para tratar de evitar una eventual declaración de independencia, sino que más bien es un reconocimiento implícito de que si esa declaración se produjera el gobierno no podría impedirlo. Un reconocimiento de la impotencia del gobierno o del estado (cada vez me cuesta más ver la diferencia). ¿Por qué, si no, el gobierno en vez de asustar no trata de tranquilizar garantizando que una independencia declarada por el parlament catalán se quedaría en eso, en una mera declararación sin consecuencias? ¿No está en condiciones de garantizarlo? ¿Tal vez no lo crea ni el mismísimo presidente del gobierno?

No hay comentarios: