6/9/15

Breve

[IX]

Cansado Savater de repetir los argumentos a favor de la indefendible fiesta nacional que aburren a las ovejas (antitaurinas), no sabemos cómo se los tomarán los toros, decide aportar otro, recurriendo, à rebours, —columna Barbarie, El País, 05/09/15— a la Iglesia, a Bildu y a Hitler: lo prohibido por estos no puede ser malo del todo. No está mal como argumento de un profesor de filosofía.

1 comentario:

Dionisio García dijo...

Podía el filósofo haber añadido otro argumento de autoridad: el de que al rey cazaelefantes le gustan los toros.