23/6/15

Revista de prensa

De El País del 21/06/15, el artículo de Carlos Boyero titulado Ciclistas:

«Aseguran que andar por las aceras, aunque la contaminación seque la garganta, activa la circulación de la sangre y también es higiénico para el espíritu. Lo que no nos cuentan los médicos y las autoridades que velan por la seguridad en las calles es que pasear se ha convertido en algo peligroso para la integridad física. No ya porque choquen en plan tanqueta contigo los infinitos viandantes que van mirando una pantalla que al parecer contiene todas las esencias y los misterios del universo, sino porque te atropellen esos ciclistas con gesto ecologista y convencidos de que son lo más guay o los motoristas que tienen alergia a la calzada y prefieren rugir por las aceras asustando viejas. Y juro que jamás he visto a ningún policía municipal colocándoles una multa o disuadiéndoles suave o contundentemente de la impune caza al transeúnte.

Y, por supuesto, defiendo el derecho de los que aspiran a ser clónicos de Eddy Merckx, o aguerridos militantes contra la contaminación, o simplemente porque les resulta la forma más grata de desplazarse o de hacer ejercicio, a que dispongan de carriles para su uso exclusivo, pero también que los peatones les soltemos una hostia sin consecuencias penales a los que nos pueden atropellar porque les resulta cómodo o lo dictan sus genitales. Y veo que el nuevo alcalde de Valencia se desplaza en bicicleta, como ha hecho siempre. Admito que la imagen es pintoresca, pero sería deseable que le entrullaran si no respeta las normas y pedalea por las aceras en plan alcalde y con los guardaespaldas corriendo detrás.

Qué enternecedora la imagen de Carmena y Colau viajando en metro. Lo que no entiendo es qué hacían los fotógrafos y las cámaras filmando su forma cotidiana de viajar. Solo les faltaba llevar en su regazo a un bebé negro o danzar con los inmigrantes. Lo dice alguien que se alegra de su victoria, pero que siempre ha odiado eso que definen como hacer política y asesoría de imagen.»

No hay comentarios: