26/3/14

Las cifras de la Degeté

Es un clásico de las noticias tras cada fin de semana, o 'puente', es decir fin de semana estirado, o tras cada "operación retorno" —los hallazgos lingüísticos son admirables—, es habitual la cantinela de acompañar a la cifra de los que les ha tocado morir en accidente de coche la de que de ellos el 40%, pongamos por caso (o el 20, o el 30, en fin no recuerdo ahora ni porcentajes aproximados, pero es lo de menos), "no llevaba puesto el cinturón de seguridad".
          Muy bien ¿y qué? Lo repiten emisoras y prensas como papagayos sin plantearse que esa cifra, en sí misma y por sí sola, no significa nada si no se pone en relación con el porcentaje de ocupantes de vehículos que usan el cinturón, sean o no conductores, que eso no hace al caso.
          En efecto, si con esa proporción —6:4— entre fallecidos que llevaban cinturón y los que no lo llevaban, la proporción de uso del cinturón es también de 6:4, es decir que 4 de cada 10 viajeros de auto no usan el cinturón, significaría que el no uso del cinturón no habría tenido consecuencias mortales en los accidentes.
(En una población con el x% de habitantes con los ojos castaños, el x% de los muertos por accidente tendría los ojos castaños, dado que, que se sepa, el color de los ojos no influye en las consecuencias de los accidentes).
          Ahora bien, si la proporción de uso del cinturón en vez de ser de 6:4 fuera, por ejemplo, de 8:2 —o séase que 2 de cada 10 ocupantes de coches no usaran el cinturón— y la proporción de fallecidos, al igual que en el ejemplo anterior, de 6:4, querría decir que el uso del cinturón sería un factor de seguridad.
           Supongo que la intención de difundir el dato del cinto por parte de la degeté, con la inestimable colaboración de los medios, será la de "concienciar" —¡repelús por el palabro!— a los usuarios del uso del artilugio. ¡Qué barbaridad: el 40% sin cinturón!, que se podrían haber salvado de haberlo llevado, pensará el teletonto.

No hay comentarios: