13/3/12

Miscelánea (6)

Desde mi ventana. Una mujer se dispone al borde de la acera a cruzar la calzada por un paso de cebra. Pasa un coche y otro y no sé cuántos más sin detenerse. La mujer baja del bordillo y sigue esperando a que alguno tenga la amabilidad. Al fin se decide a tomar la iniciativa y cuando está en mitad del cruce un coche la pasa por delante de sus narices. Detrás de éste no viene ningún otro, a menos a corta distancia. La mujer consigue llegar al otro lado. ¡¡¡Golfos!!!

***

Le leí a Savater hace años —no sé cuántos, pero desde luego antes de que terminara en la Upyd— algo como: la tendencia del discurso televisivo es, como la del discurso escolar, a ponerse al nivel del más tonto. (Cita no literal).

***

Oigo en un telediario a un locutor de voz nasal: "Sale a la calle el preso común más antiguo de España". Cursiva mía. ¿Preso común? ¿preso común? ¡Ah!, ¿pero es que hay otra clase?

***

Por favor, ¿hay entre el público algún psicólogo de masas que me pueda explicar a qué viene —de unos pocos años para acá— la hiperinformación meteorológica? ("metereológica", dirían algunos parlas).

***

La antedicha parece querer competir en extensión, prolijidad y aburrimiento con la deportiva, alcance difícil porque si a la primera se le puede unir el prefijo 'hiper', para la segunda, o séase la deportiva, no hay prefijo que valga, como no sea el amonto-namiento de estos, algo como: hiperhiper...hiperinformación.

***

De la determinación astral de nuestras vidas a la determinación genética. ¡Qué adelantos!

***

No hay bien que por mal no venga. Cada vez que veo imágenes de la duquesa, las relaciono con el palacio de las Dueñas, y éste a su vez con los versos del poeta: «Mi infancia son recuerdos de un patio de Sevilla, / y un huerto claro donde madura el limonero».
(Esta anotación la tenía desde hace meses, sin llegar a publicarla porque me parecía corta para una entrada, cuando la boda de la de Alba. Ahora encuentra acomodo aquí, en esta miscelánea, recurso éste, por cierto, al que últimamente le estoy cogiendo gusto).

***

Lo confieso: yo también asistí a la manifestación del pasado domingo 11 contra la reforma laboral. Soy uno de esos que cometieron la "indignidad" —la extrema derecha dixit— de manifestarme el mismísimo 11M contra la indignidad, ahora sí, de una reforma ultraliberal que lamina e intenta reducir a polvo cualquier derecho laboral.

                  
Otras misceláneas
(1), (2), (3), (4), (5), (7), (8), (9), (10)

No hay comentarios: