6/11/14

Acera inteligente

Esto es una inocente e inofensiva acera... aparentemente
(¿Recuerda usted? ¡Una acera!: ese espacio que debe ser territorio exclusivo de peatones, pero que empieza a ser, ya lo es, también de bicicletas, con la tolerancia del consistorio, por aquello del buen rollito ecologista),
pero con una especie de tapa de registro, muy bien disimulada, que debajo esconde un socavón.

Mediante algún ingenioso artilugio —que los ingenieros municipales sabrán sin duda diseñar— la tapa se abriría en modo de trampilla al detectar a un cafre en bici por la banqueta y se tragaría la bici, sin posibilidad de rescate.
(Se tragaría las bicicletas, no a los gamberros ciclistas de acera).
Esta sería la acera con el agujero que se zamparía las bicis

Pues bien, hago propuesta al Ayuntamiento para su construcción.

No hay comentarios: