17/3/12

Prensa y publicidad

Hacía meses que no compraba El País de los sábados. Llevo, por otra parte, años comprándolo sólo dos días a la semana, lunes y jueves, y en agosto ni eso siquiera. Hoy sábado he picado y lo he comprado —al precio de 1,50 euros, aunque esto ya lo sabía— y me he encontrado con dos tochos publicitarios, en papel couché a todo color, de unas 50 ó 60 páginas cada uno, que han ido directamente al primer contenedor de papel que me he encontrado. Que se amortice al menos en algo el despilfarro de papel.
              El pasado lunes 12 el diario avisaba de la subida del precio de lunes a viernes de 1,20 euros a 1,30, justificando la subida por "el contexto adverso de la crisis económica [¡cómo no!] y la consiguiente caída de la publicidad". Cursiva mía. Y aquí, en esa explicación, es donde, quizás sin querer, enseña el periódico la tramoya del negocio de la prensa, que no es otro que el de la publicidad: un negocio de venta de publicidad con el pretexto de las noticias.

No hay comentarios: