10/5/11

Es suficiente

Se quejan algunos de la falta de programa electoral del candidato de la Presidente —entiéndase don David Pérez—. Me parece una queja retórica; por dos razones. La primera porque, al menos así lo sospecho, los programas no se leen. Y la segunda, porque quienes lo reclaman no van a votar, sigo suponiendo, al Pp, ni aunque tuviera programa que, efectivamente no lo tiene, sino unas cuantas frases publicitarias fácilmente propagables a golpe de megáfono o de chafarrinón en papel couché: bolo alimenticio destinado al elector. (No hacerse ilusiones: lo del "bolo alimenticio" es propio de todos los partidos).

A mí, en todo caso, me importa un comino porque no he votado jamás a ese partido ni lo voy a "volver" —como decía el otro— a votar. Pero tengo una pista sobre lo que podría ser ese hijo-programa del Pp, a tenor de su padre-candidato. Me guío por aquello que cuenta don Antonio Machado el bueno en su Juan de Mairena. Cito de memoria. Es el caso que cuando un padre iba a reclamar a Mairena sobre el suspenso a un alumno increpándolo: "¡¿Le basta a usted con ver a un niño para suspenderlo?!", Mairena, golpeando enfadado el suelo con el bastón, contestaba: "¡No, me basta con ver a su padre!". Se podría establecer otra relación paterno-filial: sería la de la Presidente como padre y el candidato como hijo. ¿"Le basta a usted...?", etc.

No hay comentarios: