18/5/12

El semicorralito (2)

Voy ayer a sacar dinero al banco con la libreta y le pido a la cajera que me dé 800 euros. No estoy seguro si le dije: "deme billetes de 20" o "démelo en billetes de 20". En el primer caso, que es muy probablemente lo que dije, habría una ambigüedad en el sentido de que no implicaba que yo quisiera todos los billetes de 20 como sí ocurriría en el segundo, que lo que le habría pedido sería todo en 20. Sea lo que sea de esto —si es que me expliqué mal o la de la ventanilla me entendió mal— el caso es que cuando tenía ella los billetes en la mano para contarlos ví que manejaba de 50, la mayor parte, tal vez 600 euros, por lo que le pedí que si me podría dar todo en billetes de 20. "¡Ah, lo quiere todo en billetes de 20. Pero es que no puedo: me dejaría usted pelada!" "Bueno, pues de los de 50 deme los que pueda en 10". Lo que hizo.
       Es ridículo, y revela hasta qué punto están los bancos en el filo de la navaja, el que un cliente acuda a la ventanilla a sacar dinero y el que les pidan 800 euros en billetes de 20, o séase 40 billetes, les desequilibre la disposición de efectivo del día. ¡Están en precario: justito con lo puesto! Si esto no es una especie de corralito, que venga algún ministro económico, de los muchos que me ha parecido que hay, y lo vea.

                  
Puede verse también: El 'semicorralito' del 16/12/11

No hay comentarios: