26/11/06

Las "consecuencias"

(de lo de las pistolas)

Una. El Gobierno extremará la vigilancia. Esta cantinela de "extremar", "intensificar", "reforzar las medidas", etc. es algo que se ha dicho cada vez que la banda ha perpetrado un atentado u otra fechoría. Así es que ya lo oigo como el que oye llover. ¿No se habían tomado acaso ya todas las medidas que se podían tomar? Pero, en fin, esta primera "consecuencia" creo que no merece mayor comentario.
Dos. El Gobierno perseguirá a los culpables. Obvio. Elemental querido guasón. Es lo que debe hacer, ¿no?. Pero, precisamente por ser tan obvio, no me resulta verosímil que el Presidente no se percatara de la perogrullada, que lo dijera sin intención. Creo que la había, y no podía ser otra que la de tratar de contentar, hacer un guiño a quienes le critican por haber bajado la guardia, según ellos, en aras del "proceso de paz".
En esto han quedado las famosas "consecuencias" del robo de las pistolas.

No hay comentarios: