13/5/17

"El 13 de mayo laaa virgen Maaaría / baaajó de…"

En uno de los colegios a los que fui nos hacían cantar por estas fechas la cancioncilla de marras —sin saber los chicos muy bien lo que cantábamos, pero nos obligaban—, cancioncilla que produce sonrojo ajeno. Por cierto que uno de los del coro, un poco gamberrete, al que oíamos los que estábamos cerca, pero no el director, todavía recuerdo que al llegar a lo de "a Cova de Iría" lo substituía por: "pa'qué bajaría". La canción, como digo, es infumable. Muchísimo peor, sin embargo, es el fraude que suponen las apariciones de Fátima, patraña para la que hacen falta unas tragaderas como el santuario de grandes y que la santa madre iglesia no es que la haya dejado correr sin más, como ha hecho en otras ocasiones —aunque sólo esto ya sería inadmisible—, sino que participa directamente en ella, la promociona, con medios, entre otros muchos, como las visitas papales. Vergonzoso.

No hay comentarios: