12/3/17

El aborto del alcalde

Leo en un titular que nuestro distinguido alcalde va a presentar una enmienda en el próximo congreso de su partido a fin de defender la supresión del aborto. Se entiende del provocado porque el otro, el sobrevenido pudiéramos decir, me temo que sólo está en manos del que parece ser dios del alcalde evitar que se produzca. (No interviene dicho dios de don David, sin embargo de ser omnipotente —el dios no don David— para evitar dichos abortos sobrevenidos). Me pregunto a qué viene ahora semejante propuesta-aborto, u "ocurrencia", que diría su jefe, teniendo en cuenta que seguro que la tal tiene menos recorrido que el vuelo de una gallina. Falta de recorrido no porque en el partido no haya gente, incluso mucha, desde la más extremosa derecha hasta los más conspicuos nacionalcatólicos, que esté en contra de la regulación del aborto (o, como dirían ellos con sofisma, "en contra del aborto" —con sofisma porque nadie está a favor del aborto, nadie puede ser "abortista", y menos que nadie las mujeres que se someten a el, a pesar de lo que algún estúpido pueda pensar: se está a favor de su regulación en determinados casos y con determinadas condiciones—) sino porque un mero cálculo electoral —uno de los motivos, si no el único, de la política del partido—, cálculo en el que se dan mucha maña, les llevará a ver enseguida que no les conviene: recuérdese si no lo que ocurrió con —el dimitido o destituido, que eso es lo de menos— Gallardón.
         A qué viene la propuesta, me decía al principio. No es que tenga yo al ínclito por muy inteligente pero tontolculo tampoco. Se me ocurre que, dada la falta absoluta de sentido del ridículo del personaje, lo que quiere es promocionarse en su partido con propuestas, sean verosímilmente aceptables o no, que se hable de él, hacerse más "popular" y nunca mejor dicho.
         Bueno, pues este señor es el que tilda a otros de "extremistas", "radicales" y otras lindezas. Una joya. También tilda de "politicastros", según me ha parecido entender, a quienes en un pleno municipal lo reprueban: "A mí no me reprueban cuatro politicastros" parece que fueron sus argumentos. ¿Se le podría denominar a él "alcaldastro"?

No hay comentarios: