3/1/15

Más besugadas ciclistas

1. Volvía yo, creo que el 31 de diciembre, —por una especie de camino (Monte de Esparteros)— de una caminata, andando a paso rápido en paralelo a una valla o alambrada que separa el camino de una carretera —no estoy seguro de si la M 406—. A mi derecha, hasta la valla, no más de ½ metro, y a mi izquierda un espacio de —calculado sobre el plano— más de 15 metros, sin nadie que viniera de frente, al menos de cerca. Pues en estas condiciones, de repente dos ciclistos
Si se puede hablar de 'modistos' también se podrá hacerlo de 'ciclistos' y, mejor aún, por otros motivos, de 'ciclistos'
me adelantan, pero no por los más de 15 metros que tenían para hacerlo a mi izquierda sino por el ½ metro libre, es un decir, a mi derecha, entre mi cuerpo serrano y la valla, con el riesgo de golpearme. Besugadas como éstas te las puedes encontrar con los ciclistos en cualquier momento, algo que no me preocuparía si no las hicieran en aceras (¿para cuándo la autoridad competente —otro decir— les va a hacer bajar de ellas?) ni en zonas peatonales. Y es que la tal autoridad en vez de adornarse tanto con la promoción de bicis y otras ecologías debería enseñar a quienes pretenden usarlas a hacerlo como es debido —por supuesto, nunca por las aceras—, porque gran parte de los que van en bici no tienen ni repajolera idea.

2. Hoy. Por la av. de Lisboa, muy cerca de la de Los Castillos, veo venir a un ciclista por la acera justo frente a mí, pero no me aparto porque no me da la gana, además tiene espacio para sortearme, como, por otra parte hacen tantas veces los capullos ciclistas de acera. Al llegar a mi altura, el tipo se para y me interpela: "¿Quiere que me caiga de la bici, señor?". Yo no es eso lo que quiero, sino que me deje paso, que sea él quien ceda, pero me limito a contestarle que por "la acera no se puede ir con la bicicleta".
"...coches, bla bla bla...", dice el menda. Y yo: "¡Por la acera, no!". "bla bla bla" . "¡¡¡Por la acera, no!!!". "...". O sea que, no es sólo que el tiparraco circule por la acera sino que es el peatón el que le tiene que dejar paso.

3. También hoy, una hora más tarde. Av. de La Libertad pares esq. a Inspector J. A. Bueno impares. Por el paso de peatones con semáforo me cruzo con un ciclisto al que había visto venir por la acera. Se da la circunstancia de que, paralelo a la acera, a unos pocos metros, está el tan anhelado carril bici, expedito. Pues este c. c. a. tenía que ir por la acera.

No hay comentarios: