2/1/15

Al revés

Titular de prensa: "Dimite un directivo de la televisión andaluza tras el fallo de las campanadas". ¿"Fallo"? ¿Qué fallo? ¡Un premio es lo que le tenían que haber dado a los responsables por el sabotaje contra la superstición del año nuevo! ¡Para una vez que por la televisión sale algo útil! Lo único que enturbia un poco el acierto es que la emisión de las campanadas se interrumpió para dar publicidad, y hasta es probable que alguien haya cobrado por ello. No, hombre, puestos a hacer las cosas se hacen bien: se hubiera cortado la emisión sin más, en negro la pantallita o, en todo caso, con un aviso, más o menos: Andaluces, interrumpimos la emisión en un intento de cargarnos la superstición del calendario, que ya va siendo hora.

No hay comentarios: