3/6/12

La camiseta

1. El seleccionador nacional de fútbol le ha hecho entrega al presidente del gobierno de una camiseta nacional con su nombre y el número 10. No sé qué significado exacto pueda tener en fútbol este número asignado a un jugador, pero pudiera ser el de director u organizador del juego, o quizás el significado más general de 'máximo' en una escala de puntuación de 1 a 10, como en un examen, por ejemplo. Pues ni en un sentido ni en otro creo que sea acertado adjudicarle a Rajoy semejante número, ni como dirigente de la política española, que es bastante dudoso que él dirija, ni como 10, el hombre perfecto, a la vista de la mediocridad que muestra cada día. En lo que sí fue número 10 es cuando estaba en la oposición y se dedicaba —a lo único a lo que se dedicaba— era a poner palos en las ruedas al gobierno con tal de llegar a la Moncloa: fue el campeón de la oposición desleal en los últimos 1.000 años.

2. Signifique lo que quiera tal número en un jugador —quizás hasta se trate de algún tipo de superstición o de fe tonta en los números redondos—, Rajoy aprovecha la entrega para un discursito a los jugadores nacionales (¡y que haya autonomías que quieran tener su selección nacional! ¡Como si no tuviéramos ya suficiente con la española!) para que den una alegría a los españoles con una victoria —que para dar disgustos ya está él, se deduce—. Es una nueva versión del pan y circo —en este caso, dieta y fútbol— actualizada por el presidente, aunque ya le ha dicho el seleccionador-marqués que los problemas de España no se arreglan con una victoria en el fútbol.

3. No debió de oír Rajoy a la vicepresidente hace unos días cuando, con su habitual sonrisa-mueca, soltó la tontada aquella, tan oída por otra parte, de que "No hay que mezclar la política con el deporte".

No hay comentarios: