31/10/11

Viaje en autobús

Ayer domingo 30 hice un viaje en autobús de unas dos horas y cuarto. Durante el trayecto sonó continuamente por los altavoces del autobús la música. Parece que no hay manera de librarse prácticamente en ningún sitio de la música de fondo, que le llaman. Terminé de Nino Bravo, Perales, Janette, Cecilia... hasta las mismísimas. Pero, para más inri, por si no fuera suficiente con la música con la que las empresas de viajeros tienen a bien obsequiarnos, sin que se sepa muy bien quién lo ha pedido, una tipa en el asiento de detrás de mí —detrás mío* les ha dado ahora por decir— canturreaba las canciones que, ¡maldita sea, se las sabía todas! Un viaje duro, sin duda, y mira que los he hecho malos y más largos, con peliculita incluida, que no puedes evitar oir, de esas en las que dicen mucho: "¡mierda!", "el puto coche" —ahora parece que todo lo malo es "puto"—, "te amo" —¿ya nadie 'quiere'?—, "jugar al fútbol", y otras americanadas por el estilo.
             
* Al escribir yo ese 'detrás mío', que era lo que quería escribir para poner el error de manifiesto, el corrector lo ha cambiado por 'detrás de mí', lo cual a mi vez he tenido que cambiar por 'detrás mío'.

No hay comentarios: