2/12/09

Mordaza

Anti-noticias (2)

Algunos partidos han dicho que en el asunto del secuestro de tres en Mauritania, van a apoyar al gobierno, hasta el punto de que, por lo visto, de su boca no va a salir ni una palabra de censura.
      No lo entiendo. Una cosa es que si tienen que criticar no lo hagan en público, para no perjudicar la investigación y el rescate, y otra que renuncien a la crítica.
     ¿Por qué si un partido piensa que el Gobierno lo está haciendo mal tiene que abstenerse de decírselo, pudiendo hacerlo con todas las cautelas que sean necesarias?
     ¿No será que no conciben ni se les pasa por la cabeza la crítica en privado o en petit comité, sin micrófonos —cuantos más, mejor—, porque no les reporta ningún beneficio político de votos?
      No es que me importen un pito las declaraciones o silencios ni del gobierno ni de su oposición, lo que pasa es que no me fío y pienso, malpensado que es uno, que en ambos casos, cuando hablan —¡y qué verborrea, Dios! ¡Si parecen tertulianos!— y cuando callan, tratan de sacar beneficio. Hombre, cuando guardan silencio tenemos la ventaja de que hay menos ruido.

No hay comentarios: