14/6/13

Dos años abanderados

En el último número del folleto propagandístico del Pp —ellos lo llaman boletín informativo—, buzoneado* hace unos días con motivo, por lo visto, de la conmemoración del segundo aniversario del gobierno municipal azulón, que ya son ganas de celebrar, entre toda la información que proporciona —trufada, sectaria a más no poder— aparece la de la instalación de una bandera nacional —no se sabe en qué parte de Alcorcón, no lo dicen—. En dicha noticia se asegura que la bandera tiene "30 metros cuadrados" y está "izada sobre un mástil de 16 metros de altura".
        Me importan un pito las dimensiones de la bandera y la bandera misma —que se instala, según don David, para "reflejar el amor [...] que todos los españoles tenemos [...] a nuestros símbolos nacionales"—, pero ante la fotografía entré en la sospecha de que, quizás, no tenía esas dimensiones, así es que me puse a hacer cálculos, que puede que estén equivocados, pero si así fuera confío en que algún improbable lector me saque del error.
        Los cálculos. Partí de la base de que el mástil mide los 16 metros que dicen, así como también de que la bandera tiene la proporción reglamentaria, que es la de 2 de ancho por 3 de largo, será una bandera con todas las de la ley, ¡faltaría más! Partiendo de todo ello, y sobre una copia de la foto, dividí el mástil en tramos iguales a la anchura de la bandera (puede apreciarse en la imagen de abajo), resultando 4 ½. Dividiendo 16 entre 4,5 sale 3,55. Es decir que el ancho del paño, o la altura, como se quiera decir, sería de 3,55 m. Teniendo en cuenta la proporción que se debe cumplir, el largo sería de 3/2 sobre 3,55, es decir 5,33. Un sencillo cálculo nos da los metros cuadrados: 3,55 x 5,33 = 18,92 m2, pongamos 19 m2 ¡Pero hasta los 30 que dice la información del Pp!
        Trato en casa de visualizar 30 m2, para lo que tomo como referencia el salón, que mide unos 15, y me parece imposible que la bandera del alcalde mida los 30. Por otra parte, la "enseña", como con cierto arrebolo, untuosidad, como si se les llenara la boca, escriben, aparece muy desplegada, muy tiesa, con apenas algunos pliegues: mucho viento tendría que hacer en el momento de la foto para que ondeara de esa manera, y no parece que así fuera cuando a ninguno de los asistentes al evento se les mueven lo más mínimo los faldones del abrigo. Obsérvese, sobre todo, al que está a la izquierda del alcalde: el abrigo le cae en una vertical perfecta. A ellas no se les mueve ni un pelo. Hay otra posibilidad que consiste en que la fotografía sea un montaje y la bandera no corresponda a la que se instaló sino que se manipuló la foto para hacer aparecer la enseña desplegada. Porque ¿qué habría ocurrido si después de tanto patriotismo hubiera aparecido como un paño colgando de un gancho? Por cierto, ¿en qué consistiría la reunión bajo la bandera?, porque la supuesta información tampoco lo dice: ¿asistieron al izado o se pasaron un día por allí, a falta de cosa mejor que hacer, para posar? ¿Y quiénes son los asistentes? ¿Supone el redactor que son tan conocidos como para eximirle de ponerle pie? En fin, una foto sin pie... ni cabeza.


             
*¿No debería el Pp, como partido político, abstenerse de la práctica, dudosamente legítima, y hasta puede que ilegal, del buzoneo en vez de contribuir al despilfarro de papel y llenar de publicidad los buzones de los vecinos? ¿No es suficiente ya con las clínicas dentales, los hipermercados, las ofertas de viajes a Guadalupe, etc.? ¿No es suficiente con tanta basura publicitaria con la que colman nuestros buzones?

No hay comentarios: