20/12/11

El dinero, mierda

No es que uno haya leído a Freud, pero tengo entendido que formuló una teoría en la que estableció la relación entre la mierda y el dinero
(el gusto de niños por sus propios excrementos y el amor de esos mismos niños, ya de mayores, por el dinero. O algo así era).
Pero el título de este comentario mío no se refiere, o no sólo, a esa relación psíquica sino a su sentido literal, nada metafórico. Que dicha relación se cumple ad pedem litterae lo puede comprobar cualquiera que saque dinero de la pared, de los cajeros automáticos: los billetes que sueltan suelen ser, es muy frecuente, auténtica cochambre, sin que a la entidad en cuestión encargada de alimentarlos se le ocurra reciclarlos, aunque, supongo, algún tipo de obligación tendrán en ello. Para más inri, he oído casos en que las maquinitas de las narices (ese ideal de plantilla sustituta de trabajadores al que aspiran los bancos) han dispensado billetes falsos. Criminal.

No hay comentarios: