28/11/11

"¡Es la misa, estúpido!"

En mis ratos de sociólogo genial creo haber descubierto una de las causas de la victoria de la derecha o, mejor dicho, del hundimiento del Psoe: que como tenían que salir para ir a misa, ya aprovecharon y fueron a votar contra el Gobierno. He aquí la famosa fidelidad de los votantes Pp. En cambio, los socialistas, como no van a misa, como que les dio más perecilla ir aposta a votar, aun a riesgo de que con su abstención ganara la derechona. ¡Otro error de Zapatero: convocar las elecciones en domingo!

De todas formas, esta vinculación entre misa y voto es de suponer que vaya disminuyendo, para beneficio de la izquierda, a medida que la asistencia a misa va cayendo en picado, por muchas visitas propagandísticas papales, en plan Woityla-Ratzinger Super Star, y por muchas subvenciones estatales con las que se intente frenar esa caída —la incapacidad de la iglesia para renunciar a bocado tan exquisito del César es la mejor muestra de su debilidad—, así es que, si mi genial teoría es cierta, esa supuesta fidelidad de los votantes del Pp empezará pronto a hacer agua. ¡Chiiisss... no quiero oír ni una risa!

No hay comentarios: