28/10/11

Los propagandistas, en el poder

Un familiar mío ha recibido una nueva tarjeta sanitaria de la comunidad de Madrid. La envía el consejero de la Sanidad con una carta firmada con estampilla, sin que diga el motivo de la "nueva" tarjeta. Suponemos que es el extravío de la antigua, pero el caso es que no lo dice, lo que da lugar a pensar que más que una carta propiamente dicha es una circular, preparada para cualquier ocasión en que se haga el envío de una tarjeta sea cual sea el motivo. Pero, más aun, no es una circular informando simplemente del envío sino que es una circular o panfleto publicitario en toda regla.
            En efecto, las dos primeras líneas, que son las que dan cuenta del envío, devienen publicidad en las otras 10 ó 12 restantes sin apenas transición, al estilo de esa publicidad televisiva que se está poniendo de moda, consistente en que el presentador de un programa, sin más aviso que un pequeño rótulo en una esquina de la pantalla que reza 'publicidad' —en la carta que comento, obviamente, no aparece— se convierte en anunciante.
            Así es. El consejero nos cuenta que el Sistema Sanitario Público de la Comunidad de Madrid (todas las mayúsculas son del consejero) tiene no-sé-cuantos-Centros-de-Salud (sic por las mayúsculas, otra vez) "en los que podrá encontrar atención médica y enfermera de máxima calidad", y no-se-cuantos-también-Hospitales-públicos (desisto de seguir poniendo sic por las mayúsculas), y que se gastan una pastizara gansa "para pagar el coste del Sistema Sanitario Público...". Y toda esta información ¿para qué?: para enviar una tarjeta. Además, juega con los conceptos y los números cuando asegura cuántos se han construído en los últimos años. No se sabe muy bien qué "últimos años", y, sobre todo no se sabe qué quiere decir exactamente 'construído': ¿proyectado? ¿acabado? ¿empezado? ¿inaugurado?...
            No tienen remedio: estos políticos propagandistas no saben hacer nada si no es tratando de sacar rendimiento electoral. ¿Por qué me recordará el consejero a nuestro alcalde, quien no conforme con anunciar a bombo y platillo que va a hacer lo que dice que va a hacer, que va limpiar no se qué, por ejemplo, lo sigue pregonando una vez hecho? ¿Será que al ser del mismo partido distribuyen a mansalva la 'aguirreína' y la 'perezina'?

P. S. Puestos a dar cifras sobre la sanidad, aquí van otras. Contudente titular en El País de ayer jueves: «Los hospitales madrileños perdieron 575 camas en 2010». Y destacado en el texto: «Al inaugurar seis hospitales Aguirre afirmó que eran "1.200 plazas más"». En este punto, nuestra inefable y dicharachera Presidente diría aquello de: "¿Pero usted se fía de lo que dice El País?", como ya ha espetado a los periodistas en alguna ocasión asumiendo el papel de interrogadora. ¡Qué des...parpajo el de esta señora!

No hay comentarios: