1/9/09

¿Por qué hay un horario de cierre de las terrazas?

La pregunta puede parecer absurda por la obviedad de la respuesta, pero... veamos. ¿Por qué ese límite? ¿Por qué no pueden estar funcionando toda la noche las terrazas?
             No me parece que sea para que el pavimento de la acera no sufra demasiado. Ni para dar paso a los servicios municipales de limpieza (no se olvide que la obligación de limpiar es de los establecimientos —aunque no lo hagan— y no de los ayuntamientos, que sí están obligados, en cambio, a exigir esa limpieza —aunque tampoco lo cumplan). ¿Tal vez para ahorrarle un dinerito a los ciudadanos, limitándoles el horario y, por tanto, la posibilidad de ser víctimas del consabido sablazo de las terrazas de veladores?... hummm... no creo que los ayuntamientos se metan a velar de esa manera por nuestros intereses.
            Si no es por ninguna de estas razones absurdas u otras por el estilo, lo único que se me ocurre es que lo que debe de pensar el Ayuntamiento es que al producirse en estas instalaciones un ruido que impide dormir a los vecinos que quieran hacerlo, lo que hay que hacer es permitir el ruido hasta determinada hora, es decir: "usted, ciudadano que quiere dormir, podrá hacerlo a partir de tal hora". (¿Se ha percatado usted, por cierto, de tanto como nos ciudadanean?).
            Esta hora, en Alcorcón, como probablemente se sepa, es la de las cero horas (las "veinticuatro" dice la norma) de domingo a jueves, y la una y treinta, los viernes, sábados y vísperas de festivos. Es decir que, según el Ayuntamiento, los viernes, sábados y vísperas de festivos, usted, vecino sufridor de las terrazas, no tiene derecho a dormir hasta la una y media de la madrugada. Lo cual me parece un abuso, una norma que debería ser cambiada, en razón del derecho legítimo a dormir a partir de... no voy a señalar una hora, pero sí diré que el horario establecido de domingo a jueves me parece mucho más razonable.

No hay comentarios: