3/10/15

Más besugadas ciclistas

Estaba yo esta mañana parado en una acera, cerca de una esquina, cuando veo a tres c . c. a. —recuérdese: capullos ciclistas de acera— dar la vuelta a aquella. No sé cual habrá sido la cara que he puesto, si de terror o de echar fuego por los ojos, porque uno de ellos, jovencillo, me ha dicho algo así como que: "te has quedado contento, ¿eh?", así, con tuteo incluido. No le he contestado porque, evidentemente, iba de provocación, pero me he quedado pensando que el muy imbécil, ya desde corta edad imita a los c. c. a. en su insolencia y en creerse cargados de razón por lo guays que son. Para más inri, el incidente ha tenido lugar a la puerta de un supermercado: nada extraño que hubieran atropellado a alguien al salir de él.

No hay comentarios: