3/4/15

Variaciones sobre Bécquer

Sobre la rima LIII

Volverán los latosos automóviles
por tu calle sus rüidos a cascar,
y otra vez con la peste a tus narices
      atufando llegarán.

  Pero aquellos que en el puente se chocaron,
otro accidente y muerto al contemplar,
aquellos que tu cara vieron, ¡Parca!...
      ¡ésos... no volverán!

  Volverán los latosos medios-parla
por sus ondas el número [de muertos] a admirar,
y otra vez con la cantinela a tus oídos
      atronando llegarán.

  Pero aquellos que en el puente se chocaron,
otro accidente y muerto al contemplar,
aquellos que tu cara vieron, ¡Parca!...
      ¡ésos... no volverán!

  Volverán los "pata-de-goma" en tus oídos
los claxonazos-rebuznos a sonar;
y tu corazón de su profundo sueño
      tal vez... no despertará.

  Pero mudo y absorto y de rodillas
como se adora a Dios ante su altar,
como yo te he querido..., ¡auto!,
      ¡así... no te querrán!


Que don Gustavo Adolfo me perdone.

No hay comentarios: