25/1/14

Aquelarre

"Mientras yo sea presidente no se celebrará ningún referéndum ilegal" —cursiva mía— ha clamado el prócer para contento de su parroquia y pábulo de titulares. Tras lo obvio que se contiene en la afirmación —¿algún presidente de gobierno podría admitir lo contrario, es decir, la posibilidad de que bajo su mandato se permitiera un referéndum ilegal?— vienen las dudas. En efecto: 1) ¿Qué pasa si el referéndum no es ilegal? 2) Sobre todo: ¿qué pasa si no es un referéndum stricto sensu, es decir, si no es decisorio, ni con efectos jurídicos o vinculantes, sino una consulta a ver qué opinan los catalanes sobre la independencia? Por ejemplo: ¿Es usted partidario de la independencia de Cataluña? o ¿Es usted partidario de que Cataluña se independice del estado español? No soy jurista ni conozco la legislación, pero me resulta muy difícil creer que a los ciudadanos de una comunidad no se les pueda hacer una pregunta semejante. Otra cuestión es para qué la pregunta y qué se pretendería hacer con la respuesta. En alguna ocasión he plantedado a amigos o familiares la cuestión de por qué no se pregunta. La respuesta que he solido obtener es algo así como: "hombre, es que si preguntan y sale que sí...". O séase, hay miedo a la respuesta. Si en personas del común como las por mí consultadas, esa razón (¡!) para no preguntar es ingenua, entre profesionales de la política resultaría cínica.
          Por otra parte, no entiendo a qué viene la campaña pepera y gubernamental —¿usted ve alguna diferencia?— en contra de una independencia —¡las desgracias que sobrevendrían!— que, según ellos mismos aseguran, con la constitución en la mano es imposible. Tal parece que se hubiera convocado un referéndum en el que se decidiera sobre la independencia de un estatículo que pretendiera hacerse estado y hubiera comenzado la campaña. A ver si lo que pasa es que los que proclaman la imposibilidad no están seguros de ella y se están anticipando por si acaso.
          Aclaro, para terminar, que tanto la secesión o no de Cataluña, o de cualquier otra región, como la unidad de España me importan un pito.

No hay comentarios: