9/12/13

«Hombre lobo»

Decía ayer Manuel Vicent en su artículo de El País, Hombre lobo, que la "alarma [por las últimas excarcelaciones con motivo de la supuesta derogación de una doctrina] fomentada por el periodismo amarillo emerge del mismo terror arraigado en la oscuridad del franquismo".
          No estoy seguro de que ese periodismo emerja de zonas tan obscuras como el escritor afirma: creo que es establecer una relación fuera de lugar, una relación, pudiéramos decir, en cortocircuito. Pero, sí, es cierto lo del periodismo amarillo. En estos días, los medios —en especial la televisión sin escrúpulos— se están pegando un auténtico y obsceno festín con lo de las excarcelaciones, sólo que de ese festín ha participado también el conspicuo representante de la prensa seria, el susodicho diario.
          En efecto, y como ejemplo de lo que digo, el titular a cuatro columnas del día 28 de noviembre: «Salen los otros bárbaros de los 90», que, como mínimo, alentaba la indignación ante las puertas de la cárcel de quien "la severa justicia aguarda que castiga al malo". Parece pues que ni siquiera la prensa menos dada al amarillismo ha podido sustraerse a éste, a cambio, probablemente, habrán calculado, de ganar unos cuantos lectores.

No hay comentarios: