26/11/13

Otro hallazgo verbal

El de Rosa Montero hoy en EL PAÍS, en su artículo No saber: "discurso lleno de bótox". Se refiere al discurso de Rajoy, quien, por lo visto, ha declarado que "no sabe si" las cuchillas de las vallas de Melilla "pueden afectar a las personas". "Discurso lleno de bótox": ¡me encanta!
         Otro que tal podría ser el del chupacirios ministro del Interior que asegura que las cuchillas son elementos disuasorios pasivos, no activos. Vamos, que si no te acercas a ellas no te hacen nada. Como una valla elctrificada o un campo de minas, que sólo actúan si las pisas; si no, permanecen pasivas.
         Y otra: la Minipresidenta, que dice, con esa mueca que tiene por sonrisa, que tales vallas sólo han causado unos 10 heridos en las cárceles, pasando por alto el pequeño detalle de que en las cárceles, que se sepa, no hay asaltos en masa a los muros.
         ¡Panda de cínicos!

No hay comentarios: