17/7/12

Una modesta proposición a los funcionarios

No estoy ni directa ni indirectamente afectado por la supresión a los funcionarios de su paga extraordinaria de diciembre, pero es que considero que es una de las medidas más desfachatadas, y mire usted que hay unas cuantas, de todas las que está tomando este gobierno desfachatado. Pero aun sin estar afectado, me gustaría desde este blog hacer una proposición a los funcionarios por ver si pueden evitar lo que no deja de ser un esquilmo de parte de sus salarios.
       Al igual que las pagas ordinarias tienen un periodo de devengo que va desde el primero al último día de cada mes, las pagas extraordinarias también tienen un periodo de devengo —y tan salario son las unas como las otras: no tienen carácter de gratificación ni nada parecido—, periodo que no creo que sea igual ni en todos los sectores ni en todas las empresas, y que, en todo caso, desconozco cual pueda ser en el caso de los funcionarios. Normalmente el devengo de la paga extraordinaria de diciembre va por años naturales, desde enero hasta diciembre de cada año, devengándose, por tanto, cada mes 1/12 de la paga. Quiere decirse que cada mes el trabajador devenga, gana, acumula a su favor, la dozava parte de la extraordinaria, o séase que la empresa, por cada mes transcurrido le adeuda 1/12 de la paga extra de diciembre —y, evidentemente, otro de la de junio—. Tan es así que hay empresas en las que se cobran las extraordinarias prorrateadas en los doce meses. Y tan es así también que para el cálculo —con los correspondientes topes— de las bases de cotización a la seguridad social se suman a los ingresos mensuales 2/12 de las pagas extras, se cobren prorrateadas o no, de ahí que en las pagas extraordinarias no se paguen (¿?) seguros sociales, apreciación falsa por otra parte porque no es que no se descuenten seguros sociales sino que se están descontando en las pagas ordinarias.
       Pues bien, si todo esto es así (y aun a riesgo de proponer tonterías, sobre todo pensando que la proposición que voy a hacer quizás se le haya ocurrido a los propios funcionarios sin que la hayan visto viable), mi modesta proposición del título consiste en que reclamen el pago de la extra de diciembre basándose en que tienen devengada una parte de ella. Pues nada, a ver si con un poco de suerte, con esta reclamación alguien le diera en la cresta a este gobierno prepotente a la par que cobarde.

P. S. añadido el 24-10-12. Acabo de leer un titular de El País de hoy que quizás tenga relación con mi comentario. Dice: "Los funcionarios cotizarán por la paga extra de diciembre que no cobrarán".

No hay comentarios: