30/12/11

Mi paranoia del Año Nuevo

Que con él nos venga —ya que el Ayuntamiento no parece dispuesto a traerlo— un Alcorcón con menos coches, menos ruido y con las aceras libres de bicicletas.

No hay comentarios: