5/9/09

¡Bicicletas por las aceras, no!

He visto un plano (no oficial) del carril bici de Alcorcón, y lo primero que he pensado es que no estaba completo; faltan las aceras, al menos las de mi calle, en donde en unos meses han estado a punto de atropellarme dos veces: una al salir del portal y la otra al dar la vuelta a una esquina. Es lo que podríamos llamar el carril bici fantasma, y sin embargo tan real. Y no se le ocurra a usted decir nada al ciclista —nunca lo he hecho, pero lo he presenciado— porque encima el rapapolvo se lo lleva usted: "¿Qué quiere, que me atropelle un coche?", será, probablemente, lo más suave que le digan.
             Anoche, sin ir más lejos, cuando iba a cruzar la acera al ir a tirar la basura, tuve que pararme para que pasara un ciclista al que vi venir (casi seguro que él no me había visto porque, para más inri, venía... ¡serpenteando entre dos filas de veladores de terrazas!, que estaban a tope, con niños correteando alrededor de las mesas). Y el piloto no era, precisamente, un adolescente de los que aún tienen restos del cascarón en el culo, sino un hombre hecho y derecho.
             Son como okupas de las aceras: como no pueden circular por la calzada y el derecho a hacerlo en bici, por lo visto, es irrestricto, pues "por la acera, que es de todos y, por lo tanto, mía", deben de pensar.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Un poco de cintura y menos atacar a los ciclistas. A mi me encanta pasear y COMPARTIR la calle con ciclistas, peatones y abueletes.

En serio, no sea usted un talibán que los extremismos no son buenos.

Dionisio García dijo...

No tenía usted ninguna necesidad de contestar a mi articulillo, por lo que ante la falta de razones que oponer a las mías, ha podido optar por callarse. Pero no, me contesta contándome lo que le "encanta", sin conocernos de nada, y termina con un insulto. Todo ello con un tufillo de intentar darme lecciones no sé muy bien de qué.
Creo que es Mairena quien dice que entre hacer las cosas bien y hacerlas mal, siempre hay un término medio: no hacerlas. Pues eso.

Pedro García dijo...

Para Anónimo:
El tema este de las biciclestas por las aceras, es una verdadera estupidez, tenía que estar prohibido y va a generar más problemas que beneficios.
Y dicho esto digo también, que se hagan circuitos de bicicletas en el extrarradio, rodeando todo Alcorcón, con varios talleres y lugares donde se puedan depositar las mismas. Esto sí es correcto, lo contrario es mezclar las churras con las merinas.
Algunos ciclistas, son los menos claros, van por las aceras a toda velocidad y pueden atropellar a alguien. Esto es así y el que no quiera verlo y le guste COMPARTIR, solo le puedo desear que el golpe se lo den a él antes que a mi, a lo mejor así puede ser que cambie de opinión.

vecinosporalcorcon dijo...

Dionisio:

Todo lo que nos cuentas es así, sabemos de tu lucha en este asunto, y te diré a nivel personal que llevas razón, hay más vecinos que te apoyan, así te lo he manifestado en algunas ocasiones.
Como bien dices, las bicicletas no deben de ir por las aceras. Este asunto no sabemos si se lo has planteado por escrito a nuestro Ayuntamiento, y si te han contestado sobre el particular.

Yo entiendo que es un tema sobre el que hay que seguir insistiendo, con el objeto de que se regule y normalice adecuadamente.

El 10 de Septiembre del 2009, ya te escribí en uno de tus artículos lo siguiente.

Pedro García dijo... Para Anónimo:
El tema este de las bicicletas por las aceras, es una verdadera estupidez, tenía que estar prohibido y va a generar más problemas que beneficios.
Y dicho esto digo también, que se hagan circuitos de bicicletas en el extrarradio, rodeando todo Alcorcón, con varios talleres y lugares donde se puedan depositar las mismas. Esto sí es correcto, lo contrario es mezclar las churras con las merinas.
Algunos ciclistas, son los menos claros, van por las aceras a toda velocidad y pueden atropellar a alguien. Esto es así y el que no quiera verlo y le guste COMPARTIR, solo le puedo desear que el golpe se lo den a él antes que a mi, a lo mejor así puede ser que cambie de opinión.

Saludos, y adelante amigo.

Pedro García