3/12/15

¡Pase!

Se dispone uno a cruzar un paso de cebra y un conductor le hace señas con la mano —a veces con un enérgico cabezazo— para que pase. Qué amable, se podría pensar, pero no: uno sospecha que es un gesto imperativo para así evitarse parar o reducir la velocidad, que es lo que tienen que hacer.

No hay comentarios: