19/12/15

Lotería y elecciones

A modo de reflexión

Largas colas para comprar lotería en determinadas administraciones; búsqueda de números que terminen en x; compra del décimo allí a donde llegamos en un viaje, no vaya a ser que toque; por la misma razón, compra en el bar o tienda que frecuentamos o por cuya puerta pasamos a diario; rechazo del número feo o búsqueda del bonito… y tantísimas sandeces y supersticiones sobre el asunto en cuestión. Y uno se pregunta si un país que, si no mayoritariamente sí en gran parte, participa con más o menos convicción en las supercherías de la lotería puede elegir razonablemente al mejor gobierno de la nación. Lo dudo.

No hay comentarios: