2/11/12

¿Qué ritmo?

"[...] eran [...] seis mazos de batán, que con sus
alternativos golpes aquel estruendo formaban
".
(Don Quijote, I, 20)

Lo oí el domingo en el bar —lo oí sin estar escuchando y sin importarme un comino el asunto, pero es que el sonido se metía aunque uno no quisiera— durante la retransmisión por la Tv de una carrera de motos —o de coches, no recuerdo bien—, algo como que no sé qué piloto había perdido ritmo o iba perdiéndolo.
          Al oírlo me rechinó un poco, sin darme cuenta en ese preciso momento de por qué, hasta que advertí que 'ritmo' no encajaba muy bien con la marcha de una moto —ni de un coche—, independientemente de la velocidad. 'Ritmo' implica una articulación de partes y, por tanto, un discontinuo, algo que la carrera de esas máquinas no tiene, sino precisamente lo contrario: un continuo, o algo que se aproxima mucho a ello.
          Ritmo tiene un caballo al correr, el tic tac de un reloj, el pedaleo de una bicicleta, un peatón al andar, unos versos, la marcha de un tren —bueno, ahora quizás no tanto con las altas velocidades—, el batir de las olas —¡pero no el pedorreo de las motos acuáticas!—, una pieza musical... y tantísimos casos que se podrían ofrecer. Pero una moto ¡no! De ritmo nada, sino un brooommm... brooommm: ¿es esto ritmo, señor parla de la Tv? Claro que, probablemente, el ignaro lo que quería decir era 'velocidad', pero esto es otra cosa, que no hay que confundir con el tocino... digo con el ritmo.

No hay comentarios: