5/5/10

Chistes municipales (1)

Al igual que hay chistes verdes, políticos, de jaimito, escatológicos, gore, etc. creo que se podría hacer una categoría de 'municipales' (subcategoría de la de 'políticos') que serían aquellos en los que el protagonista es un alcalde, concejal, policía municipal... Bajo esta categoría de municipales empiezo hoy mi serie. Unos serán chistes en los que haya participado yo directamente y otros me los habrán contado o los habré leído u oído o serán apócrifos. Allá va el primero:

(Lo leí hace poco en un foro de Alcorcón).


Un hombre pregunta a la policía municipal de Alcorcón si está permitido circular en bicicleta por las aceras. El policía que contesta, con la cartilla bien aprendida, le dice que no, que las bicicletas tienen que circular por la calzada o por los carriles bici, y que si en algún momento ve a algún ciclista circulando por la acera, que los llame (a la policía) y se lo diga.

Bueno, ya está, pero no le oigo a usted reírse. ¿Que no le ve la gracia? Hombre, no me hunda, que yo cuando lo leí en casa solté tal carcajada que aún no se ha recuperado la familia del susto que se llevó al oírme. De modo que, a ver, intento explicárselo:
       Imagínese la situación. Usted ve venir a un ciclista duro y puro por la acera corriendo a todo trapo (o le pasa a usted desde atrás: ¡fiuuu...! O al dar la vuelta a una esquina se lleva un susto de muerte. O al salir del portal le pasa por encima de los pies. O en fin, posibilidades mil.), y se echa usted a temblar porque teme por la integridad de sus espinillas a las que les tiene mucho aprecio, y va usted y coge el móvil, si es que usa, y si no se va a una cabina, y llama a la policía: "Oiga, que he visto a un hombre corriendo en bici por la acera". "Deténgalo", puede que le contesten, "No deje que se escape que ahora mismo vamos". Aparte de que antes de que usted termine de marcar el 092, el ciclista, si se lo ha encontrado usted en, pongamos, la avenida de Leganés (de Alcorcón), estará ya en el centro de Leganés, o en el de Móstoles si va en la otra dirección, es que tiene guasa que porque la policía no actúe de oficio, de patrulla (aparte de la connivencia —¿por aquello del buenrollo electoral que da apuntarse a lo medioambiental?— del Ayuntamiento con estos majaderos que se deben de creer seres superiores porque les gusta desplazarse en bicicleta), tiene guasa, decía, que haya de ser el ciudadano quien haga de policía, quien interiorice la función policial.
       ¿Cómo? ¿Que ya lo había entendido usted pero que lo que pasa es que no tiene ninguna gracia?... Pues ahora que lo dice puede que tenga razón: maldita la gracia que tiene. Así es que, si por casualidad el agente en cuestión leyera esto, sepa que su chiste no es nada gracioso.

P. S. Me parece que, por ser el primer chiste de la serie, se lo voy a pasar al buzón del ciudadano del Ayuntamiento. ¿Quién sabe?, a lo mejor a ellos les hace gracia y se echan unas risas. Aunque quizás ya lo conozcan. De lo que estoy seguro es de que me contestarían, ipso facto, eso de "Su solicitud se ha enviado correctamente, le responderemos a la mayor brevedad posible. Ayuntamiento de Alcorcón".

No hay comentarios: